IMAGEN CORPORATIVA

Inicio / Imagen Corporativa / Naming

NAMING (CREACION DE NOMBRE)

Lo que no tiene nombre es lo que no existe o no debería existir. Se entiende por marca todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras
Naming - Creación de Nombre


Ninguna otra organización podrá coincidir con el naming o nombre de nuestra empresa. A la hora de elegir el nombre comercial de una empresa es recomendable hacer tres cosas, la primera es registrar el nombre de dominio en internet, la segunda es registrar el nombre (marca) de la empresa o producto en INDECOPI y la tercera es inscribir el nombre social de la empresa o denominación social en Registros Públicos.

A la hora de emprender un proyecto de naming tenemos que tener en cuenta una serie de aspectos que el nombre que buscamos debe tener.

Brevedad, brevedad supone sencillez, facilita su recuerdo y pronunciación (ligada directamente a la ley del mínimo esfuerzo). Permite impactar visualmente en espacios reducidos. Un nombre de marca óptimo, debería tener 2 ó 3 sílabas.

Eufonía, el nombre de una empresa, marca o producto ha de tener una sonoridad agradable, la eufonía representa el valor estético de la identidad verbal, un nombre breve, sencillo y eufónico es siempre agradable al oído y provoca sensación placentera en el cerebro.

Pronunciabilidad, esta característica asegura en gran medida la circulación del nombre, los nombres más fáciles de pronunciar son los que están compuestos equilibradamente de vocales y consonantes fuertes que se traduce en una mínima deformación fonética.

Recordabilidad, el grado de recuerdo de un nombre de marca está vinculado a que sea original, que se asocie al concepto de producto o servicio, que sea breve y que sea fácil de pronunciar.

Originalidad, en el centro de los extremos, corriente y extravagante es más fácil que un nombre tenga éxito, un nombre corriente puede resultar original en un contexto insólito, una marca verbal abstracta o extraída del lenguaje corriente puede ser perfectamente sugestiva, aún sin necesidad de ser descriptiva.

Único, un nombre debe ser exclusivo, singular y extraordinario, que no haya otro igual en su sector de actividad. Debe ser especial.

Idoneidad, al concepto de producto, servicio o empresa que representa, al posicionamiento o plan estratégico de implantación, al público objetivo. No obstante, a veces existe dificultad para obtenerla y se recurre a nombres de fantasía con gran valor de atención o nombres breves a los que se les dota de un fuerte componente personal.

Internacionalidad, el nombre debe poder permitirnos sin mayores problemas la expansión de nuestra actividad en otras culturas y territorios, debe ser multicultural y con vocación de internacional.

Positividad, en un contexto en el que podemos cambiar nuestros hábitos de vida y obtener grandes beneficios, nuestro nombre ha de promover el cambio. Es necesario ser valientes y proactivos. Los nombres de marca deben poseer connotaciones positivas (con más razón en los nombres descriptivos).

Disponibilidad legal, los nombres de marca deben poder ser registrados para utilizarse de manera legal y poder representarnos en los organismos y administraciones oportunas. También por supuesto para evitar que personas ajenas puedan hacer uso de nuestra marca.

Su imágen corporativa requiere un adecuado diseño de brochures corporativos, contáctenos y háganos llegar su Solicitud de Cotización, estamos esperando por usted.